Anónimo4

Desde que era una niña he sufrido dolores de cabeza continuos y problemas en la mandíbula. A veces la articulación se “atascaba” y no podía ni abrir ni cerrar la boca.

Los dentistas me decían que mi mordida no estaba bien pero yo jamás relacioné ese hecho con los dolores de cabeza.

Un día me hablaron de Txomin y decidí hacer una consulta. Él me comentó que lo importante era hacer un buen diagnóstico y así comenzó la historia. Varias pruebas y una férula que utilicé 24 horas durante 6 meses. En ese tiempo mis dolores de cabeza mejoraron muchísimo y la articulación no volvió a quedarse “clavada” lo que nos hizo pensar que ahí estaba el problema.

La solución: cirugía ortognática bimaxilar más ortodoncia.

Sentí miedo y a la vez alivio por haber encontrado la solución a mi problema. Txomin y su equipo me explicaron todo a la perfección y a pesar del respeto que da un tratamiento de este tipo, sentí que estaba en las mejores manos y eso me daba muchísima seguridad.

Después de un año de ortodoncia llegó la operación. Todo fue fenomenal y solo tengo palabras de agradecimiento tanto para Txomin y todo su equipo como para el cirujano máxilofacial Eloy García. Son todos unos auténticos profesionales y el trato recibido ha sido exquisito. Han estado disponibles en todo momento para aclarar cualquier duda.

Ahora, 11 meses después de la cirugía y ya sin ortodoncia, me siento muy bien, sin dolor y sin problemas en la articulación.

Estoy encantada de haber conocido a Txomin, Amaia, Eloy y todas las personas que me han atendido en la consulta durante este proceso.

¡ 1000 gracias a todos!

“Paciente anónimo”

Anónimo4